lunes, 12 de septiembre de 2016

Innovación y competitividad: ¿estamos innovando?

Compartimos con ustedes el último artículo que nos publica el diario LA REPÚBLICA, en el que tratamos el tema de la innovación como algo que se ha convertido en un mantra inútil: decimos que innovamos pero las cifras no nos avalan. ¿Falta rigor?
El equipo de AZUL Innovación
síganos en @AZULinnovacion
visítenos en www.azulinnovacion.com


martes, 6 de septiembre de 2016

jueves, 18 de agosto de 2016

¿Qué es ser buen Gerente?

Compartimos con ustedes nuestra columna sobre qué es ser buen Gerente, publicada en la sección de Alta Gerencia del diario La República.
El equipo de AZUL Innovación
síganos en @AZULinnovacion
visítenos en www.azulinnovacion.com


martes, 16 de agosto de 2016

Liderazgo y desempeño: ¿qué se necesita para ser Ministro?

En Colombia, y casi en cualquier país del mundo, los(as) Ministros(as) del Gobierno son una especie de fusibles (dicho así por la prensa, incluso) que le permiten al Presidente administrar pequeñas o grandes crisis.

Es así como, cuando hay una gran crisis, la renuncia o salida de un Ministro(a) resulta en el sacrificio perfecto para la opinión pública, ávida de un "cambio" más de forma que de fondo.

Llama la atención que en el sector privado, reconocido por ser un poco más eficiente que el público, las cosas no funcionan así. Suele pasar que el relevo de un alto directivo pasa primero por evaluar su desempeño y su liderazgo dentro de la Organización.

En el más reciente Gobierno de Canadá, los Ministros han sido escogidos con base en su profesión y su carrera profesional. Es decir, el desempeño y el liderazgo en sus campos es lo que los ha llevado a ocupar el puesto. Es sabido que los Gobiernos negocian con los partidos políticos estos puestos en aras de que haya representatividad de todos los sectores, pero cayendo en delicados problemas burocráticos.

Mientras tanto, en un estudio hecho aquí por una reconocida revista local, en Colombia los Ministros son, sobre todo, abogados y economistas. Algunos califican esto como un desacierto total y ponen como ejemplo el Ministerio de Salud, que debería estar comandado por un médico.

Sin embargo, y esa es la razón que motiva esta entrada, esto es parcialmente cierto. Si bien un médico, con experiencia y liderazgo, vendría bien a la cartera de Salud, es un hecho que los problemas de la salud en Colombia no pasan por el tema médico sino por el tema económico y administrativo. Es decir, en este caso, casi que es mandatorio que alguien que tenga esta experiencia esté al frente del Ministerio para intentar solucionar los problemas que lo aquejan.

Si se revisan otras carteras, podría pensarse igual. Un agrónomo en Agricultura. ¡Magnífico! Pero existen problemas legales y de propiedad de tierras por doquier. Un Empresario en Industria & Comercio, pero los asuntos técnicos (vivimos en un mundo globalizado) son tantos que tendría que ser un(a) genio. Y así sucesivamente.

A veces la percepción que tenemos los ciudadanos de a pie es que el Gobierno pone allí a sus "amigos" para fines no tan benéficos, lo cual pasa en el sector privado (y mucho). Sin embargo, las personas que encabezan estos Ministerios, en ocasiones, hacen grandes sacrificios personales y económicos (el Gobierno no suele pagar bien) para aportar su conocimiento, experiencia y liderazgo. Sería un buen aporte empezar a ver el vaso medio lleno, con un poco del optimismo canadiense.
El equipo de AZUL Innovación
síganos en @AZULinnovacion
visítenos en www.azulinnovacion.com

martes, 26 de julio de 2016

El futuro es YA!

En Colombia nos estamos acostumbrando a escuchar la palabra innovación. ¡Excelente! La cuestión es que no estamos entendiendo de qué se trata.
Estamos engolosinados con la creatividad. Queremos lanzar productos al mercado y sorprender a los clientes/consumidores, pero no nos estamos tomando la molestia de entender/saber si esos productos agregan valor y/o son diferenciales en un entorno global (no local).

La Univeridad de Oxford publicó un estudio denominado "Future opportunities, future shocks: key trends shaping the global economy and society" y queremos compartir y comentar algunas de sus conclusiones.

- Las instituciones se quedaron en el siglo pasado. Entidades como la ONU (por mencionar una de las más conocidas globalmente) se quedaron con el funcionamiento/administración de otro momento histórico y no han cambiado sustancialmente. Si aplicamos esto localmente entendemos por qué no avanzamos.

- La población que envejece (y a la velocidad que lo hace) está haciendo inviable la economía actual. Si el promedio de vida es de 75 años y hay países que pensionan a sus ciudadanos con menos de 60 años, no habrá dinero/economía que soporte el sistema en un futuro cercano. Esto en un país que declara a sus profesionales como "viejos" a los 35 años da mucho para pensar.

- Somos un mundo global real. Una comunidad comercial a un "shipping" de distancia. Es por esto que nuestra competitividad no puede seguir pensándose a partir de la competencia del vecino de la cuadra. Siempre decimos a los clientes que deben recordar que la competencia es general, más allá de su propia categoría o sector económico.

- Lo anterior hace que la producción ya no se centralice. No sólo es un asunto de costos sino también de riesgo. Los desastres naturales cuestan dinero y las empresas no quieren verse afectadas. Esto nos da una enorme oportunidad en Colombia si construimos valor agregado para atraer inversión.

- Se calcula que el mercado de impresión en 3D crecerá 6 veces en el mismo número de años. Ya podemos ver restaurantes que imprimen la cena de sus comensales, luego la pregunta es: ¿presenciaremos la desaparición de la producción en serie? Hoy las marcas deben preguntarse si la personalización es el camino, lo cual es un total cambio de paradigma. Si a esto le sumamos los avances en nanotecnología (también ya vemos conceptos de nano-internet) y genética, nos vemos envueltos en un entorno tecnológico que impulsa al mundo más allá de commodities.

- Por último, es un hecho que el consumo crece en las economías emergentes y superpobladas como China e India, aún a pesar de las reducciones recientes en el PIB. Muchas oportunidades surgen pero aquí no contamos con el conocimiento para explotarlas.

Las tendencias sirven para imaginar el contexto en el que las empresas compiten. Por ello debemos abandonar la práctica narcisista de mirarnos sólo internamente creyendo que somos "especiales" y empezar a observar lo que sucede en el mundo. Para eso sirven la vigilancia tecnológica y la inteligencia competitiva.
El equipo de AZUL innovación
síganos en @AZULinnovacion
visítenos en www.azulinnovacion.com

lunes, 18 de julio de 2016

Perdiendo oportunidades de innovación

En ocasiones las ideas están en cabeza de las mismas personas en la Organización. Compartimos con ustedes nuestra última columna en la sección de Alta Gerencia del diario La República.
El equipo de AZUL Innovación
síganos en @AZULinnovacion
visítenos en www.azulinnovacion.com