lunes, 26 de enero de 2015

...y la noche que llega...

Es increíble cómo en Colombia nos hemos vuelto expertos en desperdiciar oportunidades. Cuando el país crecía a tasas de más de 6% y la economía global iba de maravilla, se dejó de hacer... Siempre con la excusa de que somos inmunes a un problema global porque tenemos "ahorro" y "finanzas fuertes".

Se vino abajo Europa, luego Estados Unidos y seguimos echándonos cuentos. Europa sigue mal aunque Estados Unidos se está recuperando lentamente. Mientras, una nueva noticia nos golpeó con tanta contundencia que aún no reaccionamos: los precios del petróleo se vinieron abajo.

Abajo no es metafórico. De USD$110 el precio hoy está en alrededor de USD$45 (en promedio, en los mejores días). Es como si en su empresa un día le dijeran que su producto ya no vale sino el 40% de lo que hoy vale. Pero aquí no pasa nada.

No pasa nada con el precio de la gasolina, que debería bajar al menos un 25%, con la conseucente reducción de costos para las empresas. Baja $200 y el Gobierno se queda calladito porque siendo Colombia un país exportador de petróleo (pequeño, pero exportador) la diferencia le ayuda a tapar el hueco.

Imagine que usted es el gerente del país y le dicen que hoy amaneció con un hueco de 30% en sus ingresos. ¿Qué haría? Posiblemente lo mismo. La situación es compleja.
Y es compleja, sobre todo, porque nadie la tenía prevista en sus presupuestos. La pregunta de fondo entonces es: ¿estamos realmente planificando? ¿Qué pasa con la construcción de escenarios? ¿Estamos adormeciendo nuestros presupuestos año a año y se nos olvida que somos frágiles ante el entorno?
Si a esto le sumamos la devaluación del peso (más de 25% en dos semanas) la situación se convierte en una bomba de tiempo para las empresas.

Hace unos años el Padre García Herreros cerraba con su famosa frase su también famoso programa de televisión, encomendándose a Dios por "este día que ya pasó y la noche que llega". La noche se ve oscura en 2015. No es pesimismo. Es una dosis de realidad que el mercado nos está dando. ¿Esta vez sí escucharemos y nos daremos cuenta de la importancia de la diferenciación competitiva y de la innovación?
El equipo de AZUL Innovación
síganos en @AZULinnovacion
visítenos en www.azulinnovacion.com y http://azulinnovacion.co

PD: mientras escribimos esta nota, el país se despierta con la noticia de que "habemus Miss Universo"... posiblemente otra razón para seguir la fiesta...

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Lo que nos dejó 2014 (además de Brasil 2014)

Compartimos la última columna del año. Una reflexión sobre lo que pasó este año con la gran actuación de la Selección Colombia en el mundial de fútbol Brasil 2014.

Esperamos que en 2015:
1) las ventas sigan siendo el eje de las compañías, pero se haga una revisión estratégica de cómo se está vendiendo;
2) el marketing gane protagonismo en la estrategia empresarial (vale decir que a nivel global, cada vez más los CEO's provienen de marketing);
3) las marcas locales valoren el branding y jueguen menos con el precio;
4) la innovación deje de ser una moda y sea un compromiso constante, y
5) la gente sea el eje de la estrategia de crecimiento.

Tengan todos unas felices fiestas.
El equipo de AZUL Innovación
síganos en @AZULinnovacion
visítenos en www.azulinnovacion.com y http://azulinnovacion.co