lunes, 26 de enero de 2015

...y la noche que llega...

Es increíble cómo en Colombia nos hemos vuelto expertos en desperdiciar oportunidades. Cuando el país crecía a tasas de más de 6% y la economía global iba de maravilla, se dejó de hacer... Siempre con la excusa de que somos inmunes a un problema global porque tenemos "ahorro" y "finanzas fuertes".

Se vino abajo Europa, luego Estados Unidos y seguimos echándonos cuentos. Europa sigue mal aunque Estados Unidos se está recuperando lentamente. Mientras, una nueva noticia nos golpeó con tanta contundencia que aún no reaccionamos: los precios del petróleo se vinieron abajo.

Abajo no es metafórico. De USD$110 el precio hoy está en alrededor de USD$45 (en promedio, en los mejores días). Es como si en su empresa un día le dijeran que su producto ya no vale sino el 40% de lo que hoy vale. Pero aquí no pasa nada.

No pasa nada con el precio de la gasolina, que debería bajar al menos un 25%, con la conseucente reducción de costos para las empresas. Baja $200 y el Gobierno se queda calladito porque siendo Colombia un país exportador de petróleo (pequeño, pero exportador) la diferencia le ayuda a tapar el hueco.

Imagine que usted es el gerente del país y le dicen que hoy amaneció con un hueco de 30% en sus ingresos. ¿Qué haría? Posiblemente lo mismo. La situación es compleja.
Y es compleja, sobre todo, porque nadie la tenía prevista en sus presupuestos. La pregunta de fondo entonces es: ¿estamos realmente planificando? ¿Qué pasa con la construcción de escenarios? ¿Estamos adormeciendo nuestros presupuestos año a año y se nos olvida que somos frágiles ante el entorno?
Si a esto le sumamos la devaluación del peso (más de 25% en dos semanas) la situación se convierte en una bomba de tiempo para las empresas.

Hace unos años el Padre García Herreros cerraba con su famosa frase su también famoso programa de televisión, encomendándose a Dios por "este día que ya pasó y la noche que llega". La noche se ve oscura en 2015. No es pesimismo. Es una dosis de realidad que el mercado nos está dando. ¿Esta vez sí escucharemos y nos daremos cuenta de la importancia de la diferenciación competitiva y de la innovación?
El equipo de AZUL Innovación
síganos en @AZULinnovacion
visítenos en www.azulinnovacion.com y http://azulinnovacion.co

PD: mientras escribimos esta nota, el país se despierta con la noticia de que "habemus Miss Universo"... posiblemente otra razón para seguir la fiesta...

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Lo que nos dejó 2014 (además de Brasil 2014)

Compartimos la última columna del año. Una reflexión sobre lo que pasó este año con la gran actuación de la Selección Colombia en el mundial de fútbol Brasil 2014.

Esperamos que en 2015:
1) las ventas sigan siendo el eje de las compañías, pero se haga una revisión estratégica de cómo se está vendiendo;
2) el marketing gane protagonismo en la estrategia empresarial (vale decir que a nivel global, cada vez más los CEO's provienen de marketing);
3) las marcas locales valoren el branding y jueguen menos con el precio;
4) la innovación deje de ser una moda y sea un compromiso constante, y
5) la gente sea el eje de la estrategia de crecimiento.

Tengan todos unas felices fiestas.
El equipo de AZUL Innovación
síganos en @AZULinnovacion
visítenos en www.azulinnovacion.com y http://azulinnovacion.co


viernes, 14 de noviembre de 2014

Rotación de personal: cómo crecer con la gente

La revista Dinero nos invitó a dar nuestra opinión sobre las causas de la alta rotación de personal en las empresas.

En momentos en que las empresas buscan retener talento, vale decir que siempre hemos abogado por la protección del quinto elemento del crecimiento empresarial: la gente.
El equipo de AZUL Innovación
síganos en @AZULinnovacion
visítenos en www.azulinnovacion.com y http://azulinnovacion.co


martes, 21 de octubre de 2014

Competitividad: el embeleco de la OCDE

Desde hace meses el Gobierno local viene insistiendo en la importancia de pertenecer a la OCDE (Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo), una organización que agrupa a 34 economías globales que empujan el mundo hacia una competitividad "justa y equilibrada".

Loable iniciativa. Lamentable que se aborde desde la típica perspectiva colombiana de "lo importante es la personalidad". La OCDE es una organización seria, que se rige por reglas claras y no por interpretaciones. En Latinoamérica sólo Chile y México pertenecen a ella. Rusia y Brasil son candidatos. Por eso debemos hablar de hechos concretos si queremos pertenecer a ella.

Desde el punto de vista de la economía, la regla fiscal adoptada por Colombia lo acerca a ser candidato de adhesión. Pero si vamos a mirar otras variables encontramos un panorama árido (real).

Una publicación entrevista a nuestra "embajadora" ante la OCDE y leemos que "los inversionistas podrán invertir libremente en cualquiera de los países del grupo sin ningún tipo de discriminación". Si vamos a lo elemental, que es la discriminación por raza, género o religión, Colombia se raja de cabo a rabo. ¿Cómo hará el Gobierno para desaparecer mágicamente las cifras de estudios serios de distintos economistas y universidades? Para no ir más lejos, invitamos al lector a que escoja 10 mujeres al azar y les pregunte si han sufrido algún tipo de discriminación laboral...

Se habla en la publicación de transparencia: "normas de prevención del soborno, regulación y gobierno corporativo darán mayor transparencia al sector privado nacional". Típico. Solucionaremos todo con una norma mientras que en la práctica -tanto en el sector público como el privado- se siguen viendo casos en los que la libre competencia depende del nivel de soborno al funcionario de turno, otros en los que sólo se trabaja con los "amigos" y otros tantos en los que las PYME no tienen la más mínima posibilidad de acceso a la contratación.

Continúa diciendo que "evidentemente la regulación nos hará ajustar nuestras instituciones para hacer cumplir las normas de competencia". En un mercado en el que los oligopolios (e incluso monopolios) aún existen, esto causa poco menos que hilaridad. El único ente medianamente funcional es la Superintendencia de Industria y Comercio, pero se podría hacer un sondeo para intentar conocer cuántos empresarios conocen  el Estatuto del Consumidor y nos llevaríamos sorpresas...

Otro aspecto importante es el comercio. El proceso comercial (aduanas incluidas) debe ser transparente y expedito. Ya hay una iniciativa para acreditar un ente llamado ONAC, pero los puertos (carreteras incluidas), las ventas ambulantes, el plagio, el contrabando siguen sin control en cada ciudad colombiana -con muy contadas excepciones.

Y falta el otro detallito. La regulación ambiental. Tendríamos que cumplir estándares ambientales internacionales para pertenecer a la OCDE. Debe haber otro grupo de optimistas que digan que estamos casi listos, pero viendo las noticias no se ve luz al final del túnel (y no nos referimos al de La Línea).

Esta reflexión busca bajarnos del bus del embeleco de la OCDE. Nuestra realidad es evidentemente compleja pero la procastinación, la falta de toma de decisiones y de liderazgo real no apuntan a cumplir con la meta sino que nos alejan cada vez más de ella (en la realidad, no en los titulares de los medios). La competitividad se mejora haciendo.
El equipo de AZUL Innovación
síganos en @AZULinnovacion
visítenos en www.azulinnovacion.com y http://azulinnovacion.co

viernes, 3 de octubre de 2014

Recursos Humanos: una historia de (des)amor

Trabajando en temas de entrenamiento en diferentes compañías se conoce mucha gente. Esa gente suele contar anécdotas, experiencias, vivencias...

Una de las cosas que cuentan algunas de esas personas, y que nos llamó la atención, es que en Colombia ya existen empresas que tienen como política no re-contratar a personas que se hayan retirado. Es decir, si un empleado(a) decide renunciar, lo hará "para siempre".

Nos parece curioso que ello ocurra de esa forma. Es como si las empresas que aplican dicha política quisieran "castigar" a quienes deciden irse, sea la razón que fuere.

Es curioso porque va en contravía de lo que piensan las nuevas generaciones de lo que significa una relación laboral (esas mismas que deberán contratarse dentro de poco).
Es curioso porque -aparentemente- no considera ni por un minuto que, tal vez, la empresa tiene algo que ver en el hecho de que un empleado decida irse (¿tiene planes de carrera?).
Es curioso porque, sin duda, parece un novelón en el que el protagonista (la empresa) le dice a sus empleados: "si cruzas la puerta, no volverás a entrar nunca".

Es claro que las relaciones empresa-empleado son complejas. Alinear las expectativas de ambas partes es una de las cuestiones más difíciles en planeación estratégica. Pero precisamente por ello, lograrlo es tener la certeza de que el barco llegará a buen puerto.
También es claro que nadie es indispensable, pero sin duda hay gente que hace mejor las cosas que otra gente.
El equipo de AZUL Innovación
síganos en @AZULinnovacion
visítenos en http://azulinovacion.co y www.azulinnovacion.com