Del dicho al hecho...

Una de las cosas que hemos aprendido en nuestro trabajo es que, en ocasiones, es difícil pasar del dicho al hecho. No es un juicio de valor sino de realidad, puesto que mover una Organización en la dirección correcta es una tarea que puede llegar a ser titánica.

Llegó a nuestras manos una publicación en la que varios Gerentes de Compañías se refieren al tema de innovación y nos parece importante comentar algunos de ellos.

Dicho: "como filosofía, lo que más tratamos de inculcar a los presidentes de las empresas, aunque no hay que hacer mucho esfuerzo porque todos están convencidos de la importancia, es en la innovación. Se trabaja en ese sentido porque permite diferenciarse de la competencia, y ver los buenos resultados de las empresas en las que tenemos inversiones".
Hecho: el precio termina interfiriendo en el proceso de diferenciación. Normalmente, cuando la competencia decide tocar la variable precio, la empresa termina reaccionando y dejando de lado su "estrategia" (así sea momentáneamente). Hay excepciones, por supuesto.

Dicho: "la innovación nace desde que las empresas son creadas, pero con el tiempo deben existir métodos y estrategias que les permitan mantenerse y subsistir, pues si paran de innovar sus niveles de crecimiento y la aceptación por parte de los clientes van a bajar".
Hecho: la innovación no nace con las empresas, básicamente porque no tienen la estructura para trabajarla de manera sistemática. Es aquí en donde se confunde el desarrollo de productos con innovación. Si bien una innovación puede provenir de un nuevo producto, no se remite exclusivamente a éste.

Dicho: "pocas veces la innovación ha sido tan importante para el país; en todos los pasillos de las empresas, del sector oficial, de las universidades, es común escuchar que hay que apostarle a la innovación como estrategia para ser más competitivo".
Hecho: no todas las empresas están pensando en innovación, simplemente porque no pueden. Una de las quejas de los mismos empresarios sobre los procesos de innovación en la academia es que son demasiado lentos y que sus negocios no dan espera. Con contadas excepciones (Brasil es una de ellas) los gobiernos no toman el tema en su real dimensión. En resumidas cuentas, hay desarticulación real.


Dicho: "un caso palpable es el de la multinacional ________, que tiene aquí uno de los centros de innovación de la compañía a nivel mundial, con una inversión inicial de US$20 millones".
Hecho: por lo anteriormente expuesto en otros hechos, no todas las empresas tienen un nivel de inversión tan importante. Es por ello que, en ese momento, la innovación es materia de grandes empresas, con estructuras preparadas y presupuestos abultados para invertir en ella. No creemos que ello signifique que las empresas pequeñas no puedan innovar, pero la realidad es que ni siquiera lo tienen en su agenda, por lo que la brecha cada vez va a ser más grande y, aunque hay una deducción de impuestos a la inversión en I+D, la mayoría de empresarios ni siquiera la conoce.

Dicho: "la innovación es un principio para nosotros, pues todos los días debemos hacer las cosas diferentes, para ofrecer mejores productos y crecer en la medida en que lo hace el mundo".
Hecho: el día a día es una de las grandes barreras de la innovación. Reuniones interminables, en las que en ocasiones no se toman decisiones; otras en las que se "bota corriente" sin una metodología clara... Lo más difícil para un Gerente de Innovación es, precisamente, procurar todos los días no caer en la rutina.

Dicho: "la investigación científica garantiza la aplicación de una metodología objetiva y exhaustiva, para recolectar datos experimentales de cientos de pruebas realizadas a un producto, proceso o servicio para determinar si es innovador".
Hecho: se asocia mucho la innovación con el tema científico, por cuanto de allí parte la mejora de productos. Sin embargo, como el mismo comentario menciona, se puede aplicar a servicios y procesos en los que, en ocasiones, se ven resultados de manera más rápida. Ahora bien, quien determina si es o no innovador es el mercado, no la investigación.

Dicho: "la compañía ha cambiado su estrategia de tratar de ser mejor que sus competidores a pensar en el cliente; no tenemos un departamento de innovación sino que ésta hace parte de nuestro ADN en todas las áreas, que piensan que innovar es ofrecer a los clientes cosas diferentes".
Hecho: pocas empresas rompen el paradigma mismo de lo que significa innovación y ésta es una de ellas. Para esta empresa innovar es "no quedarse quieto" y si bien puede parecer simple, las estrategias más poderosas generalmente lo son.

Para nosotros la innovación debe agregar valor al cliente, no importa de dónde provenga. Si quiere conocer más sobre nuestro workshop de innovación, puede hacer clic aquí.
El equipo de AZUL Innovación
síganos en @AZULinnovacion

Comentarios

Entradas populares