Indignados...

La palabra está de moda. Miles de personas se sienten, por decir lo menos, decepcionadas, ante la debacle del sistema financiero mundial.

Y se sienten decepcionadas no porque amen las marcas de los bancos o instituciones financieras quebradas, o las que están por quebrarse, sino porque mientras cientos (o miles) de ejecutivos de dichas instituciones cobraron sueldos y bonificaciones millonarios, ellos, los indignados, lo perdieron todo o están a punto de perderlo todo.

Pues bien, aunque no hemos usado jamás este blog para hablar mal de nadie, pues nuestra misión es constructiva y de crecimiento, haremos una pequeña excepción con este caso. Nos sentimos decepcionados...

Hace un tiempo llegaron al país varias empresas que realizan "cuponeo" por internet. Una de ellas se llama GROUPALIA, que recientemente fue comprada por otra Compañía llamada PEZ URBANO. Estas empresas promueven ofertas a través de mail, con atractivos descuentos. Incluso, algunos de ellos son calificados por los oferentes como "exagerados".

Sobran los testimoniales de empresarios que dicen que "fue mal negocio, pero conseguí que un número importante de clientes potenciales me conocieran, con la esperanza que me vuelvan a comprar". Algunos califican el sistema como "abusivo", por cuanto este tipo de empresas pide, según las fuentes, un 50% de comisión y un descuento que ronda casi el mismo porcentaje. Es decir, quien quiera trabajar con estas "cuponeras", porque al parecer el sistema es similar en todas, debe tener muy bien estructurados sus costos o perder plata.

Pues bien. Enviamos un requerimiento puntual a la Gerente de GROUPALIA, quien nos responde lo siguiente: "desafortunadamente no estamos publicando campañas nuevas en estos días por eso nos queda imposible poder ayudarte".

Todo hay que decirlo, la Señora Gerente se tomó el tiempo de responder a nuestro requerimiento, lo cual agradecemos. La pregunta que nos hacemos es: ¿será que en "otros días" si nos recibirán la campaña?

Nos parece increíble que no les baste con poner condiciones extremas a los empresarios, sino que además se den el lujo de decir que no a otros que, como nosotros, estuvimos interesados en realizar una promoción a través de su canal virtual. Si bien tienen el derecho de no hacerlo, deberían existir políticas claras al respecto para que nadie se llame a engaño, pues la imagen que proyectan es democrática pero la realidad pareciera contradecir dicha imagen.


Yendo un poco más allá, el problema se puede extender también a canales reales. En Colombia existen sólo tres marcas de grandes superficies y, por lo que cuentan algunos proveedores, indignados, es que las condiciones de trabajo son extremas pero que "hay que estar, porque allí está el volumen de ventas". De hecho, la mayoría no da testimoniales con sus nombres porque temen que no los vuelvan a codificar.

Algunos considerarán que la afirmación es temeraria, pero en realidad no lo es. Prueba de ello es que grandes marcas como Nestlé, Familia, Colombina, entre otras, decidieron abrir puntos de venta propios para contrarrestar esta maléfica tendencia y tratar de ganar un mejor margen, un margen justo. ¿No se supone que una relación comercial debería ser gana-gana?

Nos sentimos indignados. Nos sentimos decepcionados.
Buen fin de semana!
El equipo de AZUL Innovación
síganos en @AZULinnovacion
visítenos en www.azulinnovacion.com y http://azulinnovacion.co

Comentarios

Entradas populares