Motivación en su empresa: del dicho al hecho...

Encontramos un interesante artículo de Bloomberg Business Week, reproducido en una revista colombiana, que queremos compartir.

En él se plantean 10 frases que suelen decir los jefes, generando un efecto devastador sobre la motivación de sus colaboradores. Aquí están:
1) "Hay muchos haciendo fila por su puesto": ¿no se supone que la empresa tiene un proceso de selección en el que cada persona es la indicada?

2) "No le pago para pensar": esto sí que lo vemos a diario! Se califica a los colaboradores operativos como personas que no tienen derecho a opinar, por lo que se pierde su aporte a la inteligencia colectiva de la Empresa.

3) "Nada de Facebook o Twitter": hay Gerentes obsesionados con el tema, que desconocen que el cerebro es una máquina que necesita descanso.

4) "Lo consideraré": si habla en serio, es magnífico. Si no, mejor no lo diga.

5) "¿Quién le dio permiso para hacer eso?": otra clásica! Es por ello que muchos empleados se abstienen de ser proactivos, por miedo (literal) a que los regañen...

6) "¡Deje todo ya y haga esto ahora!": la capacidad de planeación y la priorización, destrozadas por un mal jefe...

7) "No me traiga problemas": se usa mucho para empoderar, pero con el énfasis incorrecto puede producir angustia en un empleado que no sabe cómo resolver algo.

8) "Eso es un asunto personal": no conocemos la primera persona que pueda dejar su vida en la puerta de la oficina. El ser humano es uno solo, lo cual debe aprovecharse en pro de la competitividad.

9) "Tengo varias críticas sobre Usted...": no está mal hablar con un colaborador sobre lo que debe mejorar, pero conviene resaltar lo que viene haciendo bien porque, en general, nunca se menciona el tema dando por sentado que "ya se sabe".

10) "Debería sentirse afortunado de tener trabajo": otra clásica! Se pretende que el empleado agradezca a la empresa su trabajo como si aquel no agregara valor en lo que hace.

Lo interesante del artículo es que demuestra que el ser humano tienen las mismas condiciones básicas en distintos lugares del mundo. Se puede ser un mal jefe en Colombia, Estados Unidos, Europa, Oriente o cualquier otro país, pero ser buen jefe es garantizar la felicidad de los subalternos. Y un subalterno feliz hace lo que sea por su empresa!
El equipo de AZUL Innovación
síganos en @AZULinnovacion
visítenos en www.azulinnovacion.com y http://azulinnovacion.co

Comentarios

Entradas populares