Recursos humanos: ¿los más valiosos?

Nos encontramos con una encrucijada diaria: las empresas desean invertir en su gente pero, al mismo tiempo, quieren invertir recursos en aquellos elementos que, a su juicio, "valen la pena".

En empresas en las que la atención al público es intensa, generalmente porque tienen puntos de venta que dan a la calle, la rotación de personal es muy alta.

Esto significa que una persona pasa por un proceso de selección, de entrenamiento, de capacitación, para luego salir corriendo tras de otro puesto de trabajo o al descubrir que "eso no es lo suyo".

¿Qué hacer entonces? Las empresas tienen razón en no querer invertir en la capacitación de personas que dejarán su puesto. ¿Es ese realmente el problema? Tal vez no.

Cuando alguien abandona su puesto pasan al menos dos cosas:
1) La compañía pierde el dinero y el tiempo invertido en su proceso de inducción, capacitación y entrenamiento.
2) La persona pierde el derecho a ser bien recomendado, por cuanto "dejó botado el puesto" (hemos sabido de casos en que las personas asisten a todo el proceso y simplemente no vuelven jamás).

La pregunta que queda flotando en el ambiente es ¿cuál es el problema? ¿Por qué alguien decide simplemente "dejar botado" su puesto y su posibilidad de ingresos, en un contexto económico que no es fácil?

Aunque seguramente la respuesta es múltiple, la experiencia nos dice que las empresas deben ofrecer algo más que dinero a sus colaboradores. El dinero es importante, pero no lo más importante. Las posibilidades de proyección, apoyo al estudio, horarios flexibles, entre otras opciones, pueden marcar la diferencia entre un empleado motivado y uno que hace la tarea y, al menor problema, se va.

Las empresas son socialmente responsables, no por sus cartillas de RSE, sino por entender que el recurso humano HACE a su empresa.
El equipo de AZUL Innovación
síganos en @AZULinnovacion
visítenos en http://azulinnovacion.co y www.azulinnovacion.com

Comentarios

Entradas populares