TLC y libre comercio: cuando la intención no basta...

Sin duda alguna, la intención del Gobierno colombiano al negociar tratados de libre comercio (conocidos por la sigla TLC) con varios países es buena.

Siendo el tratado con Estados Unidos el más robusto y el que, por supuesto, se roba toda la atención, es interesante ver cómo Proexport y sus oficinas en el exterior se han dado a la tarea de identificar a miles (sí, miles) de inversionistas potenciales.

La lógica detrás es simple pero contundente: al encontrar países que no tengan TLC con Estados Unidos, el argumento de Colombia como plataforma de exportación al mercado más grande del mundo se hace muy atractivo.

Proexport ha acompañado su estrategia con una campaña cuyo lema dice "la respuesta es Colombia". Interesante!

Si esto es así, ¿cuál es el problema? Se supone que estamos "haciendo la tarea".

El problema es que cuando usted vende algo, el comprador espera recibir lo que usted le vendió. Así mismo, también espera que usted, como vendedor profesional que es, no haya omitido información relevante para la toma de decisión de si compra o no. Y esto, lamentablemente, no ocurre.

No ocurre porque aunque es una buena idea emplear a Colombia como "hub" de operaciones, los inversionistas se van a Perú, o incluso a Ecuador, países en los que la infraestructura corresponde al esfuerzo comercial de ventas. Dicho de otra forma, estamos rezagados (mucho) en infraestructura y es por ello que la IED no despega, salvo por la minería.

Mientras los puertos, las carreteras, los aeropuertos y demás obras no arranquen, habrá una enorme brecha entre lo que se vende y lo que se entrega. Y mientras, otros hacen, no sólo planifican las obras. Esto afecta la competitividad de un país, no sólo de unos cuantos sectores.
El equipo de AZUL Innovación
síganos en @AZULinnovacion

Comentarios

Entradas populares