El valor del valor agregado

Es posible que alguno de ustedes tenga un amigo pianista. La música es una profesión difícil en ciertos países (tal vez en muchos y más en este lado del mundo). ¿Por qué? Porque al músico le invitan constantemente a "deleitar" a audiencias insospechadas y se considera que "el aplauso" es su reconocimiento. En otras palabras, si Usted tiene un amigo músico, casi con certeza alguna vez habrá pasado por su mente contratarlo para que "amenice" una reunión social.

En esta casa tenemos amigos músicos y nos han contado de este tipo de experiencias. Pues bien, resulta que, en contraste, anda de gira el que muchos consideran como "el mejor pianista del mundo": Lang Lang.

Además de su virtuosismo, el cual podría calificarse de entrada como su DIFERENCIA COMPETITIVA, ¿qué lleva a que a Lang Lang le paguen en promedio USD$300.000 por presentación y a su (nuestro) amigo pianista, suponiendo que sea bueno, unos pocos pesos?

La clave está en lo que llamamos VALOR AGREGADO. Lang Lang no es sólo un virtuoso de su instrumento, sino que además es protagonista de un show musical. Es decir, mientras muchas personas morirían de sueño en un recital de piano, Lang Lang mantiene a la audiencia cautiva con su histrionismo, interpretación, vestuario y, como dijimos, show.
Es eso lo que paga la audiencia cuando asiste a un show de Lang Lang.

Decidimos utilizar este ejemplo porque nos parece muy ilustrativo y demostrativo de una realidad empresarial: la diferencia competitiva, acompañada de valor agregado produce, precisamente, mucho valor.
Hay empresarios que piensan que en su sector económico es muy difícil generar valor agregado, porque "todos competimos con precio". Destruyen valor diariamente. Pero este caso demuestra que hasta en sectores tan competidos y difíciles de comercializar como la cultura se puede generar y, por supuesto, cobrar dicho valor agregado.
El equipo de AZUL Innovación
síganos en @AZULinnovacion
visítenos en http://azulinnovacion.co y www.azulinnovacion.com

Comentarios

Entradas populares