De paradigmas y bancos

En Colombia, la DIAN es la entidad encargada del recaudo de impuestos. Es, por tradición y como sucede en casi todos los países del mundo, la entidad encargada de la "penosa" misión de cobrar. La llamamos "penosa" porque en Latinoamérica -en general- nos da pena cobrar.

Nos llamó la atención una columna de una ex-Directora de la DIAN, no sólo por ser quien prácticamente posicionó a dicha entidad con una muy recordada campaña publicitaria protagonizada por perros dóberman, sino por sus controvertidas teorías sobre la posición de los bancos.

Los bancos, al igual que la DIAN, siempre están en el ojo del huracán. En Colombia, particularmente, dejaron de estarlo por su deficiente manejo y ahora lo están precisamente por todo lo contrario: por ganar demasiado dinero.

A continuación comentarios sobre los aspectos más relevantes de la columna, que encontramos interesante porque nos permite ilustrar cómo algunos paradigmas se establecen en una sociedad:
* "Pero en mercados desarrollados como los de Estados Unidos, donde sí hay verdadera competencia en el sector bancario, los costos de tener una cuenta bajan en la medida en que la banca se moderniza". Para nadie es un secreto que la tecnología es el más fuerte paradigma que rige nuestras vidas hoy. Toda esa tecnología, sin embargo, no ha podido aún 'evitar' el uso de efectivo en países en desarrollo.
Son frecuentes las campañas de VISA (la más reciente con Juanes incluido) y MasterCard para promover el uso del dinero "plástico". Son menores sus esfuerzos en reducir las comisiones a comerciantes.

* Luego dice "No así en Colombia. Todos los ahorros generados por las mayores inversiones en tecnología se les han transferido a los accionistas del banco y no al consumidor". En relación con el paradigma de la tecnología, la cuestión es sí ésta de verdad contribuye a que los costos sean menores. Aparentemente así es para el consumidor, quien gastaría menos tiempo en la realización de sus transacciones (el tiempo es dinero).
La cuestión que surge es si es igual para los bancos, pues si bien se reducen las oficinas físicas, deben implementar sistemas de protección y demás válidos para administrar sus canales electrónicos. Aunque pareciera innegable que atender un cliente por internet es mas barato...

* Continúa diciendo "Y está el 4 x 1.000, el impuesto más diabólico que es el verdadero culpable de la desbancarización que se ha visto en Colombia en los últimos años, aún con el peligro que significa cargar efectivo en este país". En este párrafo hay dos paradigmas. El primero, que se cumple en la vida cotidiana, es que cada quien habla según le va en el baile. Resulta particular, por decir lo menos, leer a una ex-Directora de la DIAN hablando así de un impuesto, pero claramente ya no es su responsabilidad y la política es 'dinámica'.
El segundo, es asumir que cargar efectivo en este país es sinónimo de peligro. En cualquier país!!! La inseguridad de las grandes urbes se presenta en toda Capital con millones de habitantes y no es exclusiva de Colombia y/o Latinoamérica. Si usted camina por las calles de Sao Paulo, Nueva York o París con USD$10.000 en efectivo, es posible que no le pase nada, pero también lo es que sea víctima de los ladrones. El paradigma está en que el dinero plástico es 'más seguro'.

* Y luego dice "Se considera que el efectivo es sinónimo de crimen... entonces la DIAN prohíbe el uso de efectivo en las transacciones normales de un negocio". Sí. El efectivo se asocia con ilegalidad porque el paradigma dice que un negocio ilegal no deja rastro en el sistema bancario. Imaginen por un momento a un bandido pagando al otro su "botín" con una tarjeta de crédito o débito...
El paradigma moderno es tan fuerte que se olvida, por momentos, que la humanidad tiene dinero plástico hace nada (menos de 60 años) si se compara con los miles de años en que no existió.


* Termina diciendo "El Director de la DIAN nunca ha manejado un negocio particular. Él no sabe que la pequeña minería se paga en efectivo. Que en Condoto no hay bancos. Que a los campesinos que cultivan plátano, yuca, papaya, no se les puede pagar con 'monedero electrónico', como sugiere un banquero... Ojalá limitando el uso de efectivo se luchara contra la ilegalidad como lo proponía un ingenuo banquero". Además de la sorprendente diatriba en contra de los banqueros, llama la atención un paradigma fuertemente arraigado en nuestros días: la gerencia de escritorio. Se habla sobre lo divino y lo humano, se opina, se interviene, pero en realidad no se vive de manera empática la situación del otro.

Es fácil decir, mandar, ordenar. Es más difícil controlar, comprobar, argumentar con hechos. La economía es claramente una ciencia que, incluyendo a los mismos economistas, es calificada de inexacta. Ellos mismos dicen que tardan más tiempo explicando por qué no sucede lo que pronostican. Igual pasa con la Gerencia.
El equipo de AZUL Innovación
síganos en @AZULinnovacion
visítenos en www.azulinnovacion.com y http://azulinnovacion.co

Comentarios

Entradas populares