Innovación: cómo saber si es de verdad o no

Todos los días oímos hablar de innovación. Es un tema sobre el que muchos hablan y opinan porque está "de moda"... Hasta se montan clubes de innovación...
En 8 simples preguntas Usted podrá descubrir si está innovando o si sólo está diciendo que innova.

Pregunta # 1: ¿hace cuánto que innova?
Digamos que la innovación (no I+D) existe en el mundo como corriente hace unos 20 años. Como todas las modas gerenciales llegan tarde a este lado del mundo, Usted podría considerarse innovador si lleva al menos 10 años trabajando en el tema (aunque según el gobierno nacional colombiano, lo sería si empezó en 2006).

Pregunta # 2: ¿cuánto invierte en innovación?
Dado que el Estado invierte menos del 25% de la inversión total en innovación, las empresas asumen casi el 40%. ¿Qué porcentaje de su presupuesto de inversión anual está destinando a innovación? No a mercadeo, a innovación... Considérese innovador si la cifra es constante y creciente.

Pregunta # 3: ¿en qué está invirtiendo su innovación?
Suele pensarse que la innovación se aplica sólo a productos, por lo que se relaciona fuertemente con la inversión en ciencia y tecnología o en lo que se conoce como investigación y desarrollo.
Si además de esta visión Usted está invirtiendo en capital humano (diferente de Usted, por supuesto) y en nuevos emprendimientos y procesos, puede considerarse innovador.

Pregunta # 4: ¿la innovación lo aleja de la guerra de precios?
Si los procesos de innovación no lo alejan de la competencia por precio, algo anda mal. Países como Suiza, Israel y Estados Unidos son innovadores por su capacidad de agregar valor, no de producir más barato. Hay una correlación directa entre innovación y margen: ¿cómo está la suya?


Pregunta # 5: ¿la innovación mejora su productividad?
Suele también asociarse a la innovación con "la gran idea", pero resulta que una buena idea con pobre ejecución pierde gran parte de su poder. Si su proceso de innovación le hace más productivo(a), realmente avanza en dirección innovadora.

Pregunta # 6: ¿está produciendo conocimiento?
Sobre la base de la "gran idea", se cae en la tentación de especular. ¿Tiene Usted algún tipo de alianza con centros productores de conocimiento y/o investigación? Si es así, puede considerarse en el camino de la innovación (en el camino, ojo).
El modelo de colaboración existe hace casi 70 años y está absolutamente probado que produce avance innovador (basta con ver el caso de Corea) pero requiere de paciencia y constancia, dos cualidades que no abundan en estas latitudes.
En la otra esquina están los procesos de innovación abierta y de co-creación. Si los usa, estará un paso adelante porque habrá roto varios paradigmas empresariales, pero esa es apenas la cuota inicial.

Pregunta # 7: ¿está generando cultura de innovación?
La gran barrera contra la que choca la innovación son los paradigmas. El "ya hicimos eso" o "no se puede" hacen parte de la cultura de las organizaciones y romper los vicios es lo que le hace avanzar e innovar. Si Usted tiene un plan, permanente, de cultura de innovación, puede considerar que su empresa es innovadora. Si tiene un comité, no tiene cultura de innovación (y podría tener un club, exclusivo, pero inútil).

Paso # 8: ¿ha patentado algo?
Incluso si no lo ha hecho, la pregunta que debe hacerse es si ha pensado en patentar algo. Aunque en nuestras conferencias insistimos que la innovación no parte de, necesariamente, "inventarse la rueda", es importante que Usted genere conocimiento. Es lo que hace avanzar al mundo.

Es factible que muchas de las respuestas le indiquen que Usted no está innovando. No se preocupe. Empiece reflexionando sobre por dónde podría empezar, qué sería mejor para su tipo de empresa y la gente que tiene a cargo.
Empezar no le garantizará nada, salvo pasar de hablar a ejecutar. ¿Le parece poco?
El equipo de AZUL Innovación
síganos en @AZULinnovacion
visítenos en www.azulinnovacion.com y http://azulinnovacion.co

Comentarios

Entradas populares