Innovación y exportaciones: ¿para qué somos buenos?

Nos encontramos con una columna de Eduardo Lora que motiva esta entrada. Dice él "Colombia no ha logrado penetrar en los mercados mundiales de productos sofisticados. Para eso es necesario tomar en serio la innovación".

Aunque dice más cosas, entre ellas estadísticas que demuestran que estamos lejos de innovar, esta frase nos parece muy poderosa y diciente. La competitividad se basa en una sola pregunta: ¿PARA QUÉ SOY BUENO? Y al parecer, después de años y de miles de dólares gastados en consultoría estratégica, aún no sabemos para qué somos buenos.

Ser bueno en algo significa ser competitivo. Suena a paradoja pero no lo es. No lo es, porque yo puedo TOMAR LA DECISIÓN de ser bueno en algo. Es decir, no tengo que ser bueno para pensar que quiero ser bueno.
Ejemplo: puedo pensar que quiero tocar el piano y ni siquiera saber de música, lo que significa que, si quiero ser competitivo en ello, tendré que hacer muchas cosas para llegar a la élite mundial del piano.

En economía es igual. Nuestra economía (y en general la de los países latinoamericanos) está basada en commodities. Vendemos materias primas sin valor agregado y los demás, en muchos países del mundo, les agregan valor. Es decir, que mientras nosotros vendemos granos de café, o café molido, otros venden experiencias alrededor del producto, con una marca, y claro: cobran por ello (como Starbucks).

Pero hablemos sobre los "productos sofisticados". ¿Está nuestra tecnología yendo en la dirección competitiva que debería? Algunos pensarán que no. Que no somos capaces de producir con tecnología. Y es cierto. No somos capaces de producir ALGUNAS COSAS con la tecnología que otros sí pueden. Más sin embargo, somos capaces de competir en industrias creativas tan exigentes como la de los videojuegos. En resumen, no es un asunto de tecnología.

Es un asunto de saber en qué dirección vamos. Y lastimosamente, no sabemos. Hablamos sobre un tema tan delicado como la innovación, pero en realidad no estamos entendiendo su significado. Es una "moda" más...
Es imposible que seamos buenos en todo, compitiendo contra todos. Este es un principio de segmentación básico. Pero si no hacemos bien eso, la segmentación, ¿qué podremos decir de innovación?
El equipo de AZUL Innovación
síganos en @AZULinnovacion
visítenos en http://azulinnovacion.co y www.azulinnovacion.com

Comentarios

  1. Excelente artículo, e importante llamado de atención sobre la necesidad de construir EXPERIENCIAS DE VALOR entorno a nuestros productos o servicios, es vital que se empiecen a construir relatos con identidad propia bajo las marcas colombianas. Por otro lado sería interesante asumir la invitación en torno a la construcción de un significado de INNOVACIÓN que genere un concepto que permita movilidad y crecimiento para cada uno los empresarios y no adaptando los discursos de antaño que se han gestado en torno dicho concepto, razón por la cual, tal como lo mencionan, es prioritario que recuperemos el enfoque.
    Gracias por el articulo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares