Las caderas no mienten

Ese es el título de una canción de Shakira que corroboró su reconocimiento a nivel global. Eso, en mercadeo, se llama posicionamiento.
Ahora Shakira lanza una nueva canción con Rihanna, ícono de la música pop a nivel global, y algunas voces se han levantado indignadas por las escenas que, al parecer, a algunos les causan molestia.

Nuestro interés no es polemizar ni llevarle la contraria a ninguno de los actores de este episodio, sino generar una reflexión alrededor de por qué Shakira produce este tipo de videos.


El posicionamiento es el lugar que ocupa un producto/servicio/marca en la mente del consumidor. Es lo que la gente piensa cuando se le pregunta por él/ella. En el caso de Shakira, dados los antecedentes de la canción que da título a esta entrada, además de otras cuantas en las que también se contonea, es claro que la artista colombiana tiene un posicionamiento que la relaciona con sensualidad (reforzado por su condición latina).

¿Esto qué significa? Que como marca es absolutamente coherente. Una Shakira produciendo videos tiernos o románticos no refuerza tanto el posicionamiento de su marca a nivel global. No es que no los pueda hacer, es que lo que más réditos le produce son los videos como este con Rihanna.

Una de las cosas que recomendamos siempre a las marcas es que sean coherentes. En este caso, independientemente de las opiniones personales (válidas), es claro que Shakira es absolutamente coherente con lo que la ha convertido en una estrella mundial. ¿Algo para aprender?
El equipo de AZUL Innovación
síganos en @AZULinnovacion
visítenos en www.azulinnovacion.com y http://azulinnovacion.co
contrátenos por horas en www.enbuscadesentido.com

Comentarios

Entradas populares