La prosperidad: más que un eslogan

Dice el 2016 Global R&D Funding Forecast que "la historia demuestra que la inversión en I+D conduce a los países a la prosperidad".
En Colombia es sabido que esta palabra ha sido empleada por el Gobierno de turno para promover sus programas, de ahí el título de esta entrada.

Veamos cifras:
- El 62% de la inversión global en I+D se concentra en Asia. No sorprende entonces que China esté tomando un papel protagónico en el tema y que sus Universidades cada vez tengan más patentes. De hecho, dice la fuente que China lidera las publicaciones científicas en inteligencia artificial.

- Estados Unidos concentra el 26% de la inversión con aproximadamente 185 billones de dólares. Para ser un solo país, es una cifra impresionante. Piense por un momento en que 1/4 de la "naranja mundial" de investigación y desarrollo proviene de allá y, en consecuencia, se entiende por qué el país es una potencia. Esta nación está enfocada, sobre todo, en biotecnología.

- Mientras tanto, Europa alcanza el 21% de la inversión jalonada por Alemania, Francia, Reino Unido (que ya no será Europa) e Italia.

Nosotros estamos lejos. Nuestras Universidades preparan profesionales mediocres y las empresas no encuentran cómo ocupar gente capacitada en temas técnicos y tecnológicos. Por ejemplo, la industria textil no crece por esta razón y es una de las de mostrar en materia de I+D.

En un país biodiverso, la biotecnología es un sueño de pocos. No hay políticas al respecto ni mucho menos dinero para invertir en ello. Una transformación de esta naturaleza toma años y no nos damos cuenta de ello.

La realidad de las cifras muestra por qué el pesimismo. La industria local, salvo un par de excepciones, no alcanza a imaginar los desarrollos contra los que compite y por eso termina ofreciendo productos sin ningún valor agregado y compitiendo por precio. El Gobierno intenta promover los proyectos de "innovación" (aquí todo se llama así aunque no tenga nada que ver) pero no es suficiente porque la inversión privada en esta materia es exclusiva de empresas como Ecopetrol, Team Foods y otras pocas, que tampoco es que produzcan avances científicos globales.

En materia de I+D somos un país de forma. De fondo, poco. Nuestra superficialidad, la misma con la que promovemos a los cuatro vientos esfuerzos aislados y faltos de política pública real, es un reflejo de nuestra escasa competitividad. Nos encanta el eslogan de la prosperidad así no sea cierto. "Mucho ruido, pocas nueces" dice el refrán popular.
El equipo de AZUL Innovación
síganos en @AZULinnovacion
visítenos en www.azulinnovacion.com

Comentarios

Entradas populares